Francisco Barrios

América

In Off on 26/01/2016 at 07:01

Cada vez que visito a mi papá en la Florida, donde vive, me sorprende la fuerza de la naturaleza. Son cientos de kilómetros de autopistas, malls, condos y pueblos costeros. Todo funciona perfecto, todo está fumigado, podado, asfaltado, desinfectado y acondicionado. Y sin embargo, uno siente que la naturaleza empuja: por un resquicio entre dos losas, por debajo de los aspersores, en las jardineras de los parqueaderos, en el cielo. Aquí no es distinto, claro. Basta con ir a Leticia, por ejemplo, o a Villeta, para no ir muy lejos de Bogotá. Y se me antoja que el que mejor ha capturado eso es Terrence Malick: América no era para habitarla como Europa; solo era habitable como lo hacían los indígenas. De ahí la pelea, la violencia, el caos, nuestras ciudades.

Anuncios