Francisco Barrios

Bob Dylan

In Off on 14/03/2017 at 13:37

Me voy a tomar unas cervezas con una amiga. Ella toma más porque yo tengo mi carro y no voy a manejar ebrio, así que dejo de hacerlo y la miro a ella tomar. A medianoche salimos del bar y caminamos por un barrio vacío en las montañas mientras que nos contamos episodios parecidos de nuestras vidas. Ese encuentro es significativo porque hay en él algo intenso, algo de borrachos y a la vez algo ligero, feliz e infantil. Pero a la mañana siguiente me siento melancólico y no sé por qué y me acuerdo de que le dieron el Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan. Como un ritual, oigo “Like a Rolling Stone”, después “Blowin’ in the Wind” y luego “Hurricane”. Mi encuentro de la noche anterior fue único y a la vez universal; me pasó a mí y a miles de personas de mi generación, de la de mis padres y de la de mi amiga, que es veinte años más joven. Y me pregunto: ¿cómo hizo Dylan para que algunas de sus canciones sean exactamente esa noche y esa melancolía? Porque Dylan es el espíritu de la época. Y es a ese espíritu al que le dieron el Nobel.

Anuncios