Francisco Barrios

La felicidad

In Off on 20/11/2018 at 08:36

     Todavía hay gente que, cuando uno le pregunta que cómo está, le contesta “sobreviviendo”. No tengo nada en contra de eso  porque yo también lo dije muchísimas veces; es solo que creo que se agotó. Pero ahora me imagino que me gustaría volver a responder “sobreviviendo”, pero no como la ironía auto compasiva que solía ser, sino como la descripción del mejor estado posible para una persona: el estado de supervivencia.

     Hace muchos años, cuando empecé a hacer caminatas y a acampar, comprobé que al segundo o tercer día, cuando el cerebro ya se ha adaptado a la inclemencia, cada mínima comodidad -una bebida caliente; meterse a la carpa- se siente como una felicidad mayor que el placer más grande que uno se pueda dar en una vida de comodidades. Pero no estoy hablando de una posición moral estoica. Estoy hablando de biología. La mayor satisfacción para nuestro cerebro es sobrevivir, no esa idea de la felicidad como la satisfacción permanente de los placeres. De ahí la popularidad de los deportes extremos, como sabemos.

     Ojalá termine mis días en una casa en el bosque, pero no como una posición ética ni como una muestra de evolución espiritual, sino como el hallazgo de la satisfacción fisiológica (lo que es, por supuesto, lo mismo).