Francisco Barrios

La ciudad secreta

In Off on 05/02/2019 at 10:05

     El fin de semana pasado fui de visita a Nueva York porque estoy viviendo a un par de horas de allí y por supuesto que está imposiblemente cara (como ya lo estaba hace veinte años, cuando me fui). Lo mismo pasó con Barcelona después, pero en ese caso mis amigos y yo vivimos en directo el tránsito de una ciudad estudiantil en pesetas del siglo XX a una ciudad turística en euros de nuestro hiperconsumista siglo XXI. A veces fantaseo con vivir en París –un año, digamos– pero sé que es imposible hacerlo como quisiera. No soy rico, pero tampoco estoy como para pasar penurias de estudiante a estas alturas de la vida. Y todos sabemos que las ciudades se encarecen, primero, por la industrialización, pero después se gentrifican del todo y se vuelven invivibles cuando se ponen de moda por culpa de los artistas pobres que alguna vez vivieron en ellas. París es cara por ser la sede de gobierno, claro, pero lo es también por los impresionistas, por Baudelaire y por Picasso; Barcelona le debe su carestía a las Exposiciones Universales de 1888 y 1929, pero también a los escritores del Boom latinoamericano; Nueva York es Wall Street y es la ciudad de Trump, claro, pero también se encareció por culpa de Capote, Warhol y Basquiat, entre otros. Y ahora me pregunto, ¿cuál es la ciudad que se está incubando ahora y que en 25 años será imposiblemente cara por lo chic? A veces pienso que es Montreal y pienso en Xavier Dolan, en el Cirque du Soleil y en Arcade Fire, pero creo que su largo invierno la hace inviable para ponerse muy de moda. ¿Es Berlín entonces, como se viene anunciando hace más de 20 años y como lo intuyó David Bowie hace 40?