Death Row Meal

Leí sobre una condena a muerte en los Estados Unidos y, como siempre y como a todos, me aterró la idea. Pero para no pensar en eso otra vez, me surgió una pregunta que, supongo, viene de mi crueldad: los condenados a muerte tienen derecho a pedir su última comida a la carta, ¿cierto?  ¿Y qué tal si un condenado, solo para para atrasar su ejecución, o para irritar a sus verdugos, pide algo súper complicado? “Quiero el áspic caliente de nécoras con cous-cous de mini mazorcas, preparado por Ferrán Adrià de El Bulli”. ¿Qué hacen?