Resiliencia

Paso en mi carro por la Autopista Norte de Bogotá y veo a los caminantes andando por la berma con sus morrales. Grupos de jóvenes, familias y solitarios. Presumo que la mayoría son venezolanos. Tienen hambre de meses, tal vez de años. Se ven agotados y quemados por el sol y el helaje. Y se me viene a la mente La carretera, la película basada en la novela de Cormac McCarthy. Me pregunto entonces por mi piedad y después pienso en la tal resiliencia. Sí sí sí, la pandemia ha sido dura para todos, yo sé, pero, ¡por favor! ¿Resiliencia? ¿Reinventarse? Resistencia la de ellos. Nosotros, los otros, los de techo y comida, los que tememos: a callar y a dar limosna, pienso.